¿Por qué?

Las 20 mil cosas que yo debo cambiar, las otras 20 mil que tu deberías y, las 40 mil en común que tendremos que aprender a soportar.

Por todas las veces que tropezamos sobre la misma piedra, porque nos encanta caernos, mientras sea juntos. Por todas las charlas para arreglarlo, y las otras tantas tirándonos los trastos a la cabeza. Por las lágrimas derramadas por frustración y, las de alegría, que siempre suman más. Por las veces que nos hemos querido separar y, el mundo se ha puesto de acuerdo en hacernos chocar de frente. Por las veces que hemos querido encontrarle solución a un problema qué no sabemos cual es. Por las veces que nos hemos inventado el problema, porque nos gusta el modo en que lo solucionamos. Por intentar siempre hacernos los fuertes. Por el orgullo que nos dificulta tragar. Por las veces que nos hemos querido dar la vuelta y al final el giro es de 360º , volvemos al mismo punto. Por las horas mirando el móvil esperando un milagro, osea tú. Por las veces que nos hemos dicho por lo bajo: Gracias. Por las veces que deseamos tocarnos la puerta y echarnos a correr. Por las veces que hemos salido a correr pensado que nos dejábamos atrás o, que estábamos más cerca.

Ya me he dejado de preguntar ¿Por qué no volvemos?, ahora la cuestión es ¿Cuándo volveremos? Se me hace eterna la espera, aunque no te niego que mientras disfruto.

El día que entraste decidiste no salir y, aquí estoy con la puerta abierta preguntándome a ratos: ¿Dónde estás? Porque te echo de menos, a ratos, pero lo hago.

54d60c20c5abb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s