Un análisis más

Desde las 23:00 (22:00 en Canarias) del domingo las redes sociales ya se estaban cargando de reproches y grandes análisis. Es verdad, al igual que cuando hay un mundial todos entendemos de fútbol, tras las elecciones todos nos tomamos la libertad de publicar un tablón en Facebook “analizando” las elecciones.

Dentro de ese análisis están las míticas frases ” Así es España”, “España es diferente”, “¿Cómo puede ganar el PP?”, “Somos un pueblo estúpido”, “Nos roban y les seguimos votando”.

Esta última a mí, personalmente, me llaman mucho la atención. ” Nos roban y les seguimos votando”. Ahí lanzo yo mi pregunta ¿De verdad se creen que somos tan estúpidos/ignorantes de volverlos a votar? Quizás ese análisis tan exhaustivo que llenan el Facebook y el Twitter deba pararse y, mirar las cosas de otra perspectiva. Somos un pueblo bastante indignado, o al menos esos indignados se mueven bastante bien. Dudo mucho que el desahuciado en la calle, el que pasa horas en la cola del paro, la abuela que alimenta sus hijos y nietos, el que suda la gota gorda cuando salen la resolución de las becas o el que trabaja de sol a sol para llegar a fin de mes “aliviado” de su voto a el partido que le ha provocado la situación.

No me refiero ahora con que el caciquismo y el pucherazo este todavía vigente. Pero sí he de admitir que la picardía es una herramienta clave en las elecciones. Cómo pude leer en esa carta del presidente de la mesa electoral en Barcelona ¿Sí tu nunca has sido presidente cómo no te van a torear? Ahí le damos, la ignorancia. El librito que te da la policía cuando te tocan en la puerta de tu casa no te explica que haya apoderados que intenten vacilarte y, por tanto ganar votos a su partido. Tampoco te explica que debes tener los ojos puestos a los que roban las papeletas, ni a los que los que engañan a los ancianos diciendo ” la X va en esta casilla”. ¿Y cuando se cierran los colegios electorales qué pasa? ¿Y los votos no deben ir al juzgado o se tiran a la basura? ¿Cómo se llevan esas actas ante el juez?

Dudas que se cuestionan aquellos que son nuevos en la mesa electoral y que son victimas de las “trampas” de los que les vigilan.

Ahora la pregunta es: ¿Por qué echamos piedras sobre nuestro tejado? Yo dudo que un país que lanza la generación más preparada de su historia sea tan incrédulo. Los españoles tenemos la fea manía de siempre decir lo malo que somos. Tenemos grandes escritores, matemáticos, científicos y, aunque nos cueste reconocerlo también políticos.

Hace más o menos un año me tropecé un profesor en la facultad que dijo alto y claro: Hay que estar orgullosos de ser universitarios, complutenses y españoles. Quizás la cara con la que nosotros le respondimos no le sorprendió, pero a mi sí. ¿Qué problema hay en reconocer lo que somos? Estuvimos todo el cuatrimestre pensando que ese viejo era un facha, el último día descubrí que había sido un líder de izquierda en la transición.

No soy la más nacionalista pero debemos reconocer que tampoco somos tan estúpidos. Jugar al fútbol se nos da bien ¿No?

 

voto yao ming

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s